El caso “Enjoy” resuena una vez más

El caso “Enjoy” resuena una vez más

Juegos, Legislación, NOTICIAS CHILE

Un casino físico situado en Viña del Mar pidió una prórroga al Estado. Mientras, los dirigentes de la línea Dreams continúan debatiendo sobre el tema a fin de presentar dentro de poco la decisión final.

Enjoy vuelve a ser el centro de atención

El tema de la industria de azar está vigente en Chile. La pandemia ha dificultado en gran medida el surgimiento y desarrollo de cada casino físico. Igualmente, ciertas polémicas se han generado durante el período de confinamiento. Entre tantas problemáticas, el caso “Enjoy” es el más conocido. Después de todo, el Ejecutivo, Sebastián Piñera, fue vinculado con dicha red de casinos, suponiendo que el presidente tenía que ver con la manera de proceder de la Superintendencia de Casinos.

Todas las acusaciones que involucran al jefe de estado se sustentan en una serie de hechos fortuitos. Por ejemplo, el “Decreto Supremo 77” dictaba medidas que favorecían únicamente a una línea de casinos: Enjoy. Por supuesto, los medios y el resto de las líneas de juego no tardaron en pronunciarse al respecto.

La Superintendencia estuvo involucrada

Lo que sorprende a la comunidad en general es que la Superintendencia procediera de una manera muy particular. Sobre todo, porque los permisos concedidos en el 2018 daban una buena base a Enjoy, que logró conseguir 4 licitaciones. El problema surge nuevamente porque la sede de la marca ubicada en Viña del Mar debía dar luz verde a ciertas obras.

Ahora, la ley promulgada hace poco no entrará en vigencia al instante. Frente a ello, el ente regulador anunció que todo el interesado en solicitar una prórroga deberá seguir los requisitos correspondientes. Y, desde luego, también habrá que proveer datos verídicos que avalen el motivo de la solicitud.

En estos momentos, la Superintendencia de Casinos no aprobado la solicitud de ningún operador. Teniendo esto en cuenta, la línea Enjoy no perdió el tiempo e hizo su petición, considerando su sede situada en Viña del Mar.

“El ente regulador no ha dado todavía declaraciones sobre las solicitudes recibidas. Habrá que revisar detenidamente cada uno de las peticiones, incluyendo la de Enjoy. Nuestro equipo está evaluando en esto momentos si el motivo de la petición es admisible. Esto quiere decir que cada requisito será tomado en cuenta. Dentro de poco daremos a conocer los detalles sobre lo referente a dicha prórroga”, anunció el personal de la Superintendencia de Casinos.

En respuesta a los rumores, algunos de los dirigentes de Enjoy alegaron: “Dada nuestra relación con el sector, sabemos muy bien que la petición de una prórroga es algo muy habitual. Normalmente, dicha extensión tienden a durar de tres a cinco años. Por ello, consideramos que una solicitud de 6 meses debería procesarse un poco más rápido de lo normal”.

Después de que varios comentaran sobre la íntima relación entre la Superintendencia y Enjoy, la cámara de diputados creó la Comisión Investigadora. Ahora, la Superintendencia deberá apagarse más que nunca al proceso estándar, dado que está bajo supervisión directa.

Andrea Romero
Artículo escrito por: