La Superintendencia de Casinos no actuó como debía

La Superintendencia de Casinos no actuó como debía

Juegos, Legislación, NOTICIAS CHILE

Hace poco, se presentaron pruebas contundentes que develaban la manera cómo la Superintendencia de Casinos había incumplido con su función como fiscalizador. El documento presentado por la Comisión Investigadora de Casinos establece que el ente regulador no procedió como debía en ciertos casos. Es más, durante retiradas ocasiones, el Grupo Enjoy sacó partido.

Algo que se veía venir

No ha pasado mucho desde que comenzaron a escucharse rumores respecto a que la Superintendencia de Casinos, un ente que debe ser imparcial, comenzó a tomar decisiones que favorecían a un grupo en particular. Es por ello que, la legislación del país autorizó la formación de un organismo superior cuya finalidad es monitorear instituciones vinculadas a la regulación de juegos de casino en el país. La comitiva se formó durante el primer semestre del año 2020. Y, por supuesto, la primera labor de esta organización era revisar si en verdad había cierta afinidad entre la Superintendencia de Casinos y el Grupo Enjoy.

Toda la investigación llevada a cabo por la cámara de representantes de la Comisión Investigadora de Casinos mostró  buena parte de las infracciones cometidas por la Superintendencia de Casinos.

La evidencia deja claro que el ente regulador de Chile no siguió adecuadamente los protocolos estándares. Es más, los incumplimientos de la Superintendencia son muy variados, como obviar la prohibición de préstamos a jugadores y permitir la promoción de bonos nada factibles para el público. Desde luego, esta última falta hace referencia al caso vinculado al Grupo Enjoy. Claramente, la Comisión Investigadora de Casinos continúa inspeccionado cada paso dado por la Superintendencia para vislumbrar qué otras infracciones se cometieron.

Un reporte conciso que muestra la verdad

Tal y como se ha dicho, el reporte suministrado por la Comisión Investigadora profundiza en el caso “Enjoy”, dado que no se aplicaron las sanciones pertinentes. La Superintendencia tuvo que haber solicitado un proceso sancionatorio, de manera que, de comprobarse el incumplimiento del casino, se habría hecho el respectivo llamado al Ministerio Público.

En su totalidad, los datos demuestran que la Superintendencia dejó cabos sueltos a propósito. El grupo de representantes de la cámara sigue con las investigaciones, aunque lo principal ha sido cubierto: la falta de imparcialidad del ente regulador frente al caso del Grupo Enjoy. Así que, además de comprobarse las violaciones cometidas por el ente competente, también se tomó en cuenta las leyes obviadas durante el procedimiento llevado a cabo.

A manera de resumen, el informe precisa que todas las acciones de la Superintendencia beneficiaban de una forma u otra a las acciones del Grupo Enjoy. Por tanto, las quejas e inconformidades de otras marcas y casinos estaban bien justificadas. Se habían cometido muchas faltas.

Dentro de poco, se dará a conocer nuevos alegatos de parte de la Comisión Investigadora de Casinos. Lo estipulado en el reporte es apenas una parte de todo lo que está procesándose.

Andrea Romero
Artículo escrito por: